A tres años de tu partida

En el equipo de Noticia Global a tres años de la partida, de Nestor Alejandro Flores Alvarado seguimos lamentando tan dolorosa pérdida unidos a la pena que embarga a familiares y amigos. Donde hoy sus hijos y familia manifiestan que se cumplen tres años de su triste partida lejos de sus seres queridos.

 

Recordando como fuiste  en nuestras vidas el saber que ya no estarías entre nosotros fue lo que más nos dolió y aunque en mi vida y en la de mi familia todo fue altibajos, donde aprendimos a sobrevivir en los momentos más difíciles sin tu presencia, pero nunca me imaginé que fuese esta partida tan dolorosa y dura, ya que lo difícil que ha resultado el perder a un padre, en este triste caso nos resulta difícil imaginar sentir un gran dolor porque está vez es por el resto de nuestra vida y saber que nunca regresaras dejando un gran vacío en nuestros corazones, especialmente tanto a mamá como a nosotros.

 

 

Pero sabiendo que te fuiste en este hermoso día de San Jose, tú padre mío cumples tres años de haberte ido, donde puedo y tus palabras describen una a una lo los momentos que pasaste junto a nosotros, que, aunque no fueron siempre cotidianos nunca nos abandonaste y siento que nos enseñaste lo difícil que es sobrevivir en este mundo.

 

Es así que pese a los grandes momentos que compartimos juntos ya sean algunos buenos y unos malos los más hermosos cuando nos enseñabas las cosas que serían del quehacer diario o cuando salíamos de paseo, es así que al recordar que hoy se cumple un año desde que decidiste tomar ese tren al cielo, el cual puede ser de gran alivio y alegría para ti por el terrible mal que venias aconteciendo nos dejaste ese inmenso vacío, el cual es imposible de llenar y hoy, tratamos de enlazar las palabras que con lágrimas salen de nuestras almas, palabras que nos acompañaran en ésta gran tristeza por la ausencia que no nos esperábamos y que la nostalgia nos visita otra vez trayendo a la memoria los recuerdos de lo especial y maravilloso, que fuiste.

 

Es así que pese a los grandes momentos que compartimos juntos ya sean algunos buenos y unos malos los mas hermosos cuando nos enseñabas las cosas que serian del quehacer diario o cuando salíamos de paseo, es así que al recordar que hoy se cumple un año desde que decidiste tomar ese tren al cielo, el cual puede ser de gran alivio y alegría para ti por el terrible mal que venias aconteciendo nos dejaste ese inmenso vacío, el cual es imposible de llenar y hoy, tratamos de enlazar las palabras que con lágrimas salen de nuestras almas, palabras que nos acompañaran en ésta gran tristeza por la ausencia que no nos esperábamos y que la nostalgia nos visita otra vez trayendo a la memoria los recuerdos de lo especial y maravilloso, que fuiste.

 

Hoy, parece que las palabras también se despiden de mí y aunque tengo tanto que decir, tu ausencia enmudece mi voz cautiva mi pensamiento y sencillamente no puedo, ya que la tristeza llena mi corazón porque recordar que cuando éramos pequeños si te ibas ya sea por trabajo o por los motivos que fuese, siempre regresabas pero ya al pasar estos años tu ausencia física es inmensa, aunque sé que a mí como a mi familia nos escuchas porque sé que espiritualmente estás con nosotros latiendo en cada corazón.

 

 

Donde en ocasiones al cerrar los ojos quisiera y creer que todo fue un sueño, y pensar que no eras tú a quién llorábamos, pero al abrirlos, todo es distinto y si, era cierto con lágrimas te recordamos a cada instantes te vemos y en cada suspiro o en cada sonrisa te sentimos, estás vivo, entre nosotros, porque tu esencia sigue aquí y tu recuerdo, tu ejemplo de sacrificio esfuerzo para conseguir las cosas sin detenerte han quedado plasmados en nuestra memoria donde nos enseñaste junto a  nuestra madre que ya está  allá también que jamás nos rindiéramos dándonos fuerza a afrontar los grandes retos de la vida, en especial por hacer de nuestra madre una gran luchadora aunque claro ya lo era pero tus cortas ausencias la convirtieron en una guerrera del este mundo moderno porque tú nos dejaste plasmados grandes lecciones que fueron plasmados con letras doradas en el corazón, para que jamás olvidáramos lo difícil que es sobrevivir, y que la cosas solo se consiguen con mucha pasión, dedicación y mucho tesón.

 

Padre querido, sé que no fuiste la persona más perfecta, y quizás para algunos la menos ejemplar, pero puedo decir que para mí fuiste un ser muy admirable ya que nunca dejaste de darme buenos consejos y siempre me impulsabas a no rendirme porque decías que solo las personas que estudian y completan sus metas llegarían lejos, y más cuando en ocasiones en conjunto con la viejita que partió hace 2 meses y ahora ambos están en la casa del Padre y que ahora no dejo de recordar cuando siempre que podías le ayudabas en todo y juntos nos ayudaban a cumplir nuestros que haceres.

 

Padre querido tus palabras vivirán siempre en mi corazón y sobre todo en mi alma donde las recordaré cada mañana, cada tarde y cada noche incluso ahora aunque la tristeza me quita la calma hago muy mío tu recuerdo, y plasmo aquí los más hermosos momento tus abrazos, tus consejos, tus regaños, así como tu tristeza son un tesoro interminable, el cual nunca nadie podrá sacar de mi ser y aunque no hayas podido culminar tu sueño Padre, yo luchare para culminarlo porque tu hombre admirable, no has muerto, y nunca lo harás, eres muy especial.

 

Mi viejito querido uno no se muere cuando el corazón deja de latirse muere cuando las personas no los recuerdan y se deja de pensar en él, es allí cuando uno deja de existir y tu nuca vas hacer olvidado porque estas presente estas aquí, ahora y siempre porque dejaste no solo en mi si no en mis hermanos, mi madre e incluso tus nietos hijos de mi querida hermana que tuvieron la dicha de conocerte en los mejores momento de tu vida donde doy gracias a Dios que esos momentos siempre estarán vivos para todos así como para mí.

 

Te amo mi viejo, y cuando llegue mi momento, así como el todos los que te queremos sé que pronto estaremos contigo a tu lado en el paraíso enseñándome a volar junto a todos los que también se fueron antes todos reunidos en el reino de Dios nuestro señor, que te dio la oportunidad de remediar y poder llegar así a gozar de la dicha divina de nuestro padre celestial.

 

Que estés bien querido padre y Dios te bendiga.


Por: Néstor Flores Araujo – @nafagot

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s